Tag

20 anys lAlternativa

so warm insidetrespass

Nada que declarar excepto el talento. Dicen que lo dijo Oscar Wilde al entrar en Nueva York, allá por 1882. Lo mismo sobre l’Alternativa, nada que declarar excepto el talento. Sobre todo en este texto que debe cumplir la brevedad de dar entrada a las secciones oficiales en 1.500 caracteres con espacios. La palabra talento ya ocupa 8, pero se extiende más allá de otras como previsibilidad, seguidismo o la tan mal entendida marginalidad, lo que demuestra que la programación de un festival no es una cuestión de caracteres.

De aquí al final nos quedan todavía 169 palabras. Seamos rápidos: los tormentos de Vika Kirchenbauer, la agilidad de Sergio Oksman, el renacer de Jorge Caballero, la crudeza de Valérie Massadian o los robinsones de Ben Rivers son algo de lo más talentoso que yo ví en la edición del año pasado, la número 19. Este año se cumplen 20 años. ¿Será verdad lo que dice el tango Volver, “20 años no es nada”? Miremos hacia atrás. Por aquí pasaron Helvécio Marins y sus remolinos, los balbuceos en ucranio de Naomi Uman, Mercedes Álvarez y los mercaderes de su templo, las búsquedas y mudanzas de Nicolás Pereda acompañadas de la fina albañilería de Harun Farocki y las delicadas artes de Périot junto con las tramas policiaco-metafísicas de Porumboiu. Entonces, 20 años es mucho.

230 caracteres y acabamos. Cuando no hay industria, cuando no hay prensa, ni crítica, ni fotos, ni alfombra roja, solo queda l’Alternativa o su sinónimo, el talento, algo que los amigos del orden ven pasar en las aduanas con el recelo de no poder atraparlo. (Oskar Alegria)

La casa Emak Bakia de Oskar Alegria se proyectará en de la sección 20 años de l’Alternativa

28 films compiten en l’Alternativa Oficiales en las secciones de largometraje y cortometraje.

titloi telouspartes de una familiafora

animal lovetopical spanish @ l'Alternativa 2013

En el año 1996 empezamos a acariciar la idea de montar una pequeña sala en Madrid dedicada al cine independiente y experimental en 16 mm. El proyecto pudo cuajar porque en el desierto ibérico de aquella época había una alternativa que, como no, estaba en Barcelona y nos sirvió de jugosa cantera para satisfacer nuestras necesidades espirituales más íntimas como programadores. Ya conocía bastantes festivales de cine independiente en el extranjero y me dio una alegría mayúscula descubrir que uno de los más cañeros estaba al ladito, gestionado por una gente estupenda de mentes sanas y abiertas. Mis proyectos de exhibición independiente fueron creciendo y mi viaje anual en noviembre a Barcelona en búsqueda de celuloide fresco se convirtió en un hábito, necesidad, adicción que me ha hecho repetir unas 12 veces casi consecutivas. Aquí encontraba, incluso con el paso de los años, unas selecciones coherentes y muy consecuentes con el concepto independiente. Películas preciosas, confusas o tan difíciles que su eco visual suena una y otra vez en mi mente. Películas al margen de los circuitos comerciales que analizan y critican la industria del cine, dan un paso atrás y reflexionan. Al mismo tiempo, saltan hacia delante explorando nuevas posibilidades. El resultado es un tipo de cine de público más reducido por ser mucho más exigente. Paradójicamente, las salas de l’Alternativa siempre están llenas. Un sueño para los del centro de la Meseta…

Entrando en harina, mi mayor satisfacción me la daban esas películas cuyo guión se escribe con la cámara y se concreta con el montaje, aliados incondicionales de la espontaneidad y la improvisación, herramienta vertebral de los que trabajamos con pocos medios ya sea por necesidad o imposición. En fin, el peor lastre del cine es la existencia de un guión previo y lo mejor es tener una Alternativa a mano.

Larga vida y muchas, muchas gracias por estar ahí. (David Reznak)

La Osa Mayor menos dos de David Reznak se proyecta en la sección 20 años de l’Alternativa

le fond de l'air est rougela osa mayor menos dos