Tag

ramon llull

polloLo primero que se rodó fue la otra estancia pequeña del apartamento. La cocina, muy alargada y poco ancha, complicó la iluminación, y se tuvo que recurrir al uso de Kinoflux colgadas, cosa que bajaba la altura del techo y agobiaba aún más. De nuevo Mao, nuestro chico comodín, se enfundó su traje de Tigre para actuar junto al protagonista, Zhu Liu Sheng. Como ya era costumbre en China la mañana pasó volando.

Al regresar se grabaron todos los interiores que faltaban en los que salían los animales, ya que ese era el último día con los disfraces de Tigre y Panda. Cuando se empezó a poner el sol se rodaron los planos del pasillo y del rellano cuando el protagonista marcha con los animales. De nuevo la hora mágica presente en los exteriores tal y como exigía el director de fotografía.

Fue un día realmente agotador y después de muchas horas rodando llegó el clásico momento de la risa. Ese momento en el que todo el mundo está tan cansado que se ríe por cualquier tontería fruto de la impotencia y agotamiento. A pesar de todo, se acabaron con todos los planos y se devolvieron los disfraces al día siguiente como estaba previsto y no variar el plan de rodaje…

Cansa también… esto de hacer cine 😛

+ info sobre el proyecto

El tercer día empezó con la visita de dos nuevos personajes: Tigre y Panda. Dos enormes disfraces entraron por la puerta sobre las 10 de la mañana para quedarse  dos intensos días de rodaje. A diferencia de Gallo,
los disfraces de Tigre y Panda eran alquilados y hubo que grabar a toda prisa para no pasarse del ajustado presupuesto.

Se comienza a rodar en uno de los dos lugares más complicados y estrechos del apartamento: el baño junto a la cocina. Dos estancias que el director de fotografía, Oriol Vila, odiaba por su dificultad para ubicar el equipo de iluminación. Además, de este factor se unía la voluminosidad de los disfraces y el calor que siempre es presente en la ciudad de Hangzhou. El único que parecía disfrutar realmente era nuestro actor protagonista que quedó fascinado con los disfraces y su papel.

capitulo-5

Esa tarde se nos unió al equipo Ray y Toni para echar una mano, dos estudiantes amigos de Mao. Los pobres pasaron una larga tarde sudando bajo los asfixiantes disfraces, pero como de costumbre, no se quejaron en ningún momento  e incluso parecía que se lo pasaran en grande. Fue una de las jornadas más duras y se pasó de los tiros de cámara del sofá a los de la cama, en los que destaca uno de los planos preferidos del director.

La tarde dejó paso a la noche y Mao, Ray y Tony se fueron (muy tarde para ellos ya que suelen cenar hacia las 6 de la tarde) y cogió el relevo de los disfraces el resto del equipo. Pasaron por los disfraces de Tigre, Gallo y Panda, gente tan dispar como Macarena, la directora de arte, Chi-Shin, el jefe de producción, Alan Carretero, el sonidista, Nathalia Vernizzi, gaffer, o el propio director, Oriol Martínez, el cual miraba si las tomas eran buenas vestido de
Tigre.

(Más info sobre el proyecto)

Se ha comenzado rodando con bastante jet lag. Primero la estación de autobuses Qi Che Bei Zhan, donde se reunieron con los actores Zhu Liu Sheng y Wang. Vino Mao Ke Yi, estudiante de la universidad de Zhe Jiang, a echar una mano.

En esta localización se rueda la entrada principal y el interior de la estación. Poco a poco la expectación va creciendo y los curiosos se acercan a ver qué hacen unos occidentales con una cámara. El personal de la estación no pone problemas de ningún tipo…

Después el equipo se divide en tres para hacer gestiones hasta que se pone el sol.

La noche permite rodar las imágenes del interior del coche con algunas complicaciones: el tráfico de Hangzhou, la inexperiencia del actor al volante y la dificultad de conectar una luz autónoma dentro del coche… Nada que no hayamos podido solucionar para obtener unas buenas tomas 😉

(Más info sobre el proyecto)

dsc_48071

cartel_ahong_bajaEste año contaremos con la Facultat de Comunicació Blanquerna de la Universitat Ramon Llull para la realización de uno de los talleres en l’Alternativa de la Sección de Escuelas de cine del mundo.

El verano de 2009, Oriol Martínez y Chi-Shin Hou, dos estudiantes de primer curso de la facultad, iniciaron una aventura creativa que les llevó a rodar su primer proyecto audiovisual a China. El resultado fue Ahong, un cortometraje escogido para la Sección Oficial del Festival de Sitges y que después ha tenido un fructífero recorrido por otros certámenes como Clermont-Ferrand o Filmets.

Ahora, dos años después, Martínez y Hou, vuelven a viajar al país asiático para rodar su segundo proyecto, del que l’Alternativa hará un seguimiento especial…

Seguiremos informando…