Tag

blanquerna

polloLo primero que se rodó fue la otra estancia pequeña del apartamento. La cocina, muy alargada y poco ancha, complicó la iluminación, y se tuvo que recurrir al uso de Kinoflux colgadas, cosa que bajaba la altura del techo y agobiaba aún más. De nuevo Mao, nuestro chico comodín, se enfundó su traje de Tigre para actuar junto al protagonista, Zhu Liu Sheng. Como ya era costumbre en China la mañana pasó volando.

Al regresar se grabaron todos los interiores que faltaban en los que salían los animales, ya que ese era el último día con los disfraces de Tigre y Panda. Cuando se empezó a poner el sol se rodaron los planos del pasillo y del rellano cuando el protagonista marcha con los animales. De nuevo la hora mágica presente en los exteriores tal y como exigía el director de fotografía.

Fue un día realmente agotador y después de muchas horas rodando llegó el clásico momento de la risa. Ese momento en el que todo el mundo está tan cansado que se ríe por cualquier tontería fruto de la impotencia y agotamiento. A pesar de todo, se acabaron con todos los planos y se devolvieron los disfraces al día siguiente como estaba previsto y no variar el plan de rodaje…

Cansa también… esto de hacer cine 😛

+ info sobre el proyecto

El tercer día empezó con la visita de dos nuevos personajes: Tigre y Panda. Dos enormes disfraces entraron por la puerta sobre las 10 de la mañana para quedarse  dos intensos días de rodaje. A diferencia de Gallo,
los disfraces de Tigre y Panda eran alquilados y hubo que grabar a toda prisa para no pasarse del ajustado presupuesto.

Se comienza a rodar en uno de los dos lugares más complicados y estrechos del apartamento: el baño junto a la cocina. Dos estancias que el director de fotografía, Oriol Vila, odiaba por su dificultad para ubicar el equipo de iluminación. Además, de este factor se unía la voluminosidad de los disfraces y el calor que siempre es presente en la ciudad de Hangzhou. El único que parecía disfrutar realmente era nuestro actor protagonista que quedó fascinado con los disfraces y su papel.

capitulo-5

Esa tarde se nos unió al equipo Ray y Toni para echar una mano, dos estudiantes amigos de Mao. Los pobres pasaron una larga tarde sudando bajo los asfixiantes disfraces, pero como de costumbre, no se quejaron en ningún momento  e incluso parecía que se lo pasaran en grande. Fue una de las jornadas más duras y se pasó de los tiros de cámara del sofá a los de la cama, en los que destaca uno de los planos preferidos del director.

La tarde dejó paso a la noche y Mao, Ray y Tony se fueron (muy tarde para ellos ya que suelen cenar hacia las 6 de la tarde) y cogió el relevo de los disfraces el resto del equipo. Pasaron por los disfraces de Tigre, Gallo y Panda, gente tan dispar como Macarena, la directora de arte, Chi-Shin, el jefe de producción, Alan Carretero, el sonidista, Nathalia Vernizzi, gaffer, o el propio director, Oriol Martínez, el cual miraba si las tomas eran buenas vestido de
Tigre.

(Más info sobre el proyecto)

El equipo madruga para rodar en el lago de Xi Hu con la luz del alba. Un barquero cede su barca para grabar desde el medio del lago y mostrar cómo el protagonista llega del campo a la ciudad. Era la hora mágica.

Y de vuelta a la urbe… llega la hora de atrezzar el apartamento, que de frío e inhóspito pasa a cálido y habitado; tras unas cuantas horas de trabajo y mucho sudor. Hace calor. Los vecinos del bloque alucinan cuando ven a un montón de occidentales pintándoles el rellano y la escalera para realizar unas pocas tomas. Por suerte se secan rápido las paredes en esta época del año. Los protagonistas han llegado “a la ciudad”.

(Más info sobre el proyecto)

rodando lago

Atrezzo apartamento